Los importantes avances registrados en los últimos años en la tecnología computacional permiten el
acceso a sofisticadas herramientas informáticas para organizar, analizar y distribuir la enorme cantidad
de información biológica y bioquímica generada por las nuevas tecnologías de alto rendimiento. La
capacidad de generar, almacenar y manejar bases de datos hace de la bioinformática un componente
importante en estudios realizados en diferentes áreas de la ciencia orientados a la generación de
conocimiento en investigación básica, investigación aplicada, desarrollo e innovación. La cantidad de
información generada en la actualidad por áreas como la genética y la biología molecular se ha
incrementado vertiginosamente debido principalmente a los avances tecnológicos que han permitido
generar, procesar y analizar datos moleculares de manera más eficiente y a mayor velocidad. Esto ha
llevado a la creación de grupos interdisciplinarios de ingenierías, áreas médicas y biológicas que de
manera conjunta han creado gran variedad de herramientas bioinformáticas. Por lo anterior, la
capacitación en bioinformática básica es necesaria en la formación de futuros profesionales, asistentes
e investigadores integrales en ésta nueva era, donde el manejo de herramientas de análisis y uso de
la biología computacional les permite entender procesos biológicos, identificar genes, variantes,
establecer funciones, desarrollar estrategias de prevención, diagnóstico, tratamiento de
enfermedades, realizar predicciones, conocer interacciones, entre otros; útiles en la generación de
alternativas de solución a diferentes problemas que enfrenta el desarrollo humano.